Tratamiento de infecciones bacterianas con antibióticos

antibiotics

Que son los antibióticos?

El organismo humano reacciona contra los gérmenes patógenos de forma natural mediante las “defensas” (sistema inmunitario); cuando éstas fallan se precisa de una ayuda externa que son los antiinfecciosos que engloban a los antibióticos contra las bacterias, los antifúngicos contra los hongos, antivirales contra los virus y antiprotozoarios contra los protozoos.

Son los medicamentos más utilizados para el tratamiento de las infecciones bacterianas producidas por patógenos, tanto en la comunidad como en el medio hospitalario (infecciones nosocomiales). Son sustancia químicas producidas por un ser vivo o un derivado sintético, que matan o impiden el crecimiento de ciertas clases de microorganismos sensibles, generalmente bacterias.

Uso de los antibióticos?

Se utilizan en medicina humana, animal y horticultura para tratar infecciones provocadas por gérmenes. Su mecanismo de acción puede ser bactericida o bacteriostático según si mata o impide la reproducción de las bacterias.

No están indicados para el tratamiento de procesos gripales (virus). Hacer hoy un mal uso de ellos puede producir que enfermedades que hoy son fácilmente curables, no lo sean en un futuro.

España es uno de los países de Europa de mayor consumo por habitante. En Atención Primaria un 22% de los pacientes son diagnosticados de una enfermedad infecciosa y las 2/3 partes reciben un tratamiento con antibióticos. Un 90% de las prescripciones se hacen en Atención Primaria y alrededor del 36% de estas prescripciones se consideran incorrectas o inadecuadas.

Pueden administrarse por diferentes vías: oral (comprimidos, cápsulas, sobres…), parenteral (inyectable intravenoso, intramuscular) y tópica (colirios, pomadas, cremas…).

La principal indicación de los tratamientos con este tipo de fármacos son las infecciones respiratorias y existe un 49% de autoprescripción, con una tasa de incumplimiento del tratamiento superior al 50%. También existe un mal uso en Veterinaria (para engordar al ganado). Solo deben tomarse cuando se han prescrito por el médico o el odontólogo y se han de adquirir en la oficina de farmacia con receta médica.

En general, si se olvida de tomar una dosis y pasan menos de 4 horas, tome la dosis y siga con la pauta establecida; si pasan más de 4 horas no doble la dosis y tome la siguiente dosis.
A pesar de notar mejoría, tome todas las dosis y siga todo el tratamiento indicado. Una vez finalizado el tratamiento, tire las dosis sobrantes en el Punto Sigre de su oficina de farmacia. No conserve medicamentos sobrantes en casa y manténgalos alejados de niños y ancianos.

Sobre los efectos secundarios

En general, suelen tolerarse bien y tienen poca toxicidad. Pueden alterar el equilibrio de la flora normal de las superficies cutáneas y mucosas que pueden favorecer la selección de cepas de gérmenes resistentes así como producir efectos secundarios, especialmente diarreas que pueden prevenirse con la toma de un yogurt diario mientras dura el tratamiento.

Como todos los medicamentos, pueden tener interacciones con otros medicamentos: potencian el efecto anticoagulante del acenocumarol y pueden interferir el efecto de los anticonceptivos orales con el consiguiente riesgo de embarazo.

Francesc Pàez Vives
Farmacéutico Especialista en Farmacia Hospitalaria

Author: foxwex

Share This Post On