Traducciones profesionales

Traducciones profesionales

Hoy en dia es raro encontrar una empresa, ya sea una pyme o una gran empresa, que no tenga su propia página web. Todos saben la importancia de estar presente en la red, incluso algunos llegan a invertir grandes fortunas en el diseño y mantenimiento de la misma, sin embargo, un elemento igual de importante que el resto es el contenido.

Además de incluir un contenido original, coherente y veraz, debe cumplir con las normas del código linguístico de cada lengua. Puede parecer algo lógico, pero realmente son muchas las páginas web que contienen faltas ortográficas y errores en lo que a léxico se refiere. Si ya son comunes las faltas en el propio idioma, en los casos en los que se ofrece el contenido en otra lengua, los errores se triplican.

Es importante que todas las empresas que invierten dinero en su página web aprendan también a escoger traductores profesionales, pues de nada sirve una web estáticamente inmejorable si luego el contenido no es el adecuado. Esto se debe a la fuerte tendencia de muchas empresas a usar el traductor de Google, es cierto que como traductor puede ayudarnos a la hora de entender o hacernos una idea del contenido, pero no es el apropiado para mostrar contenido traducido a personas de otros países.

Es posible que algún empelado de la empresa se defienda con el inglés, por ejemplo, y decida encargase de la traducción. Esto es bastante frecuente también e igualmente incorrecto, pues lo que en realidad debe hacerse es invertir algo de dinero en la realización profesional de las traducciones de la web.

La página web es la carta de presentación de cada empresa, está en ella todo lo necesario para causar desde un principio una mala o buena impresión. No puedes dejar el futuro de tu empresa en manos del traductor de Google, ya que una traducción defectuosa solo genera una imagen de despreocupación y falta de profesionalidad. Todos los clientes potenciales que visiten una web incorrectamente traducida, no tardarán mucho en cerrarla y visitar en su lugar otras bien realizadas, lo que hace a dicha empresa perder clientes potenciales por un sencillo error de traducción.

Para poder garantizar el éxito de una traducción, el encargado de hacerlo debe ser nativo. De este modo podrá emplear expresiones propias de la lengua empleada, ofreciendo así un doble servicio, el de traducción y el de adaptación. Teniendo en cuenta el gran numero de páginas web que existen en la actualidad, son los detalles los que realmente marcan la diferencia entre unas y otras. Si tienes una página web con la que quieres llegar a personas de diferentes partes del mundo, necesitas un buen servicio de traducción, que se adapte a las características de tu página web y adapte el vocabulario al país específico al que se dirige.

Si no quieres correr el riesgo de perder clientes por una traducción defectuosa, solicita un servicio de traducción profesional.

Author: foxwex

Share This Post On