Muebles modernos. Proyectos interiorismo

comedores-modernos

Muebles modernos en comedores de diseño. Proyectos interiorismo.

El comedor es la estancia habilitada para cumplir una finalidad bien concreta, cual es la de atender las necesidades fisiológicas de la nutrición.

Hasta no hace muchos años, la importancia que se le atribuía era tan exagerada que, para situar tal habitación, solía elegirse la mejor habitación de la vivienda. En la actualidad, ese honor es concedido a la sala de estar, en razón a que debe ser ocupada un mayor número de horas diarias y que además, servirá de zona de recepción para familiares y amistades.

Los problemas que puede plantear la decoración de un comedor serán de variada índole, según las características que reúna el hogar, las dimensiones de la estancia, el gusto particular de quienes deban habitarla normalmente y el estilo decorativo elegido.

Antiguamente era costumbre disponer de dos comedores, uno elemental, práctico y cómodo, de reducidas dimensiones, que se utilizaba como comedor familiar de diario, y otro más solemne, dispuesto con ciertas pretensiones y ocupando mayor espacio, destinado a celebrar festividades o comidas de recepción. Es posible encontrar, todavía, clientes aferrados a esta llamémosle tradición, que se resistan a abandonarla. Pero en general deberá considerarse como un punto de vista definitivamente superado. No tan sólo porque el gusto de las gentes haya evolucionado y hoy día se piense en que la importancia social de un comedor, mesas modernas y sillas es mucho menor de aquella que le adjudicaban nuestros antecesores, sino también porque las modernas edificaciones, con el ahorro de espacios que han aplicado a la resolución de viviendas, no permiten a los usuarios ese lujo que supone dedicar dos habitaciones de la casa a un mismo menester.

Por el contrario, puede suceder que una única estancia se habilite para dos funciones distintas, llegándose a la solución tan extendida, en la actualidad, del comedor-estar y aún del comedor-cocina, es decir, recurriendo a la duplicidad de cometidos al repartir el espacio disponible en dos zonas o sectores distintos, aunque ligados íntimamente entre sí.
Comenzaremos por estudiar la solución clásica, atendiendo por tal denominación el hecho de que el comedor ocupe una pieza independiente.

Condiciones que debe reunir un comedor

Para la elección de habitaciones será conveniente atender a los siguientes extremos:
• Un comedor tendrá que hallarse en comunicación con la cocina, a fin de facilitar el servicio del mismo y atender sus necesidades.
• A ser posible, esta comunicación deberá ser indirecta, bien recurriendo a un sistema de puertas dobles o a una angulación de 90″, disponiendo un extractor de vahos y tufos que impida el paso de los olores que desprenderá la cocina, o bien situando el «office» como zona intermedia.
• Igualmente, el comedor deberá hallarse en íntima relación con la sala de estar, puesto que en cualquier caso la misma no se considerará sino como una prolongación natural de aquél.
• Puesto que en el cumplimiento de su misión específica el comedor será ocupado un número de minutos realmente reducido al cabo del día, no es menester que para su instalación se habilite la mejor sala de la vivienda. Tampoco es necesario que cuente con una buena iluminación natural, por medio de grandes ventanales o balcones, error en el que suelen caer bastantes personas en el momento de proceder al reparto de las habitaciones de que consta la vivienda. Que un comedor posea aberturas al exterior es conveniente, pero en modo alguno obligado. Si las circunstancias lo aconsejan, puede muy bien prescindirse de tal detalle, procediendo a situar el comedor en una habitación interior.

Todos estos considerandos deberán ser muy tenidos en cuenta por el decorador, a fin de poder orientar en debida forma a su cliente en el mismo momento en que hagan acto de presencia las primeras dudas al respecto.

Author: foxwex

Share This Post On