Como utilizar los moldes de silicona para hacer cupcakes

Cómo hornear cupcakes y muffins con moldes de silicona

Los tradicionales papeles para cupcakes y muffins se podían emplear una sola vez, con los moldes de silicona, podemos reutilizarlos cuantas veces necesitemos, y lo mejor es que estos son fáciles limpiar y de guardar.

Para poder utilizar los moldes de silicona debes, en primer lugar, acondicionarlos para lo cual se lavan con agua jabonosa tibia y se enjuagan bien para que no quede ningún residuo.
Cuando los tengas que usar los cubrirás con una fina capa de aceite vegetal o con un spray antiadherente. Este proceso solo tendrás que realizarlo las primeras veces pues con el uso se curtirán y ya no se pegará lo que hornees.

Luego hay que preparar el horno precalentándolo en correspondencia con las instrucciones de la receta de cupcakes que estés empleando. Ajusta la parrilla para que esté en el centro y el calor llegué a todas partes por igual.

A la hora de hornear los cupcakes hay que preparar la masa acorde a la receta. Coloca un cazo para cupcakes encima de la mesa y acomoda los moldes de silicona, luego llénalos con la masa que ya tienes preparada, pero solo debes ocupar dos terceras partes del molde, estos por lo general tienen una marca, ya que al hornearlos van a crecer.

Ahora puedes introducirlos en el horno y darles el tiempo preciso, pero debes tener en cuenta que este tiempo puede ser un poco diferente que si empleamos los tradicionales moldes de papel.
Al pasar el mínimo tiempo requerido debes probar si ya están listos los cupcakes y muffins introduciendo un palillo en el centro de uno de ellos, estarán listos cuando el palillo salga limpio y la masa se vea ya cocinada y seca.

Ahora puedes sacar del horno los cupcakes con una manopla o guante, la ventaja de los moldes de silicona es que se enfrían rápidamente, pero estarán muy calientes al sacarlos. Voltéalos lo más rápido que puedas y cuando se enfríen, puedes servirlos, estos pueden ser acompañados con leche, zumos o café, como desayuno, merienda o postre.

Algo que no puedes olvidar con la emoción de tener tus cupcakes ya elaborados es limpiar los moldes de silicona para lo cual es mejor emplear agua tibia y jabón. Como están hechos de un material flexible, puedes darles la vuelta para limpiarlos con mayor facilidad. Para guardarlos espera a que estén bien secos y ponlos uno sobre otro, así también ocuparas menos espacio en tu despensa.

Entre las ventajas que tienen los moldes de silicona para cupcakes y muffins, con respecto a los tradicionales de papel, es que pueden pasar de una temperatura extrema a otra sin dañarse, por lo que pueden utilizarse además para preparar postres congelados.

Author: foxwex

Share This Post On